Skip to content

Un caso práctico de virtualización de un entorno real de producción

Publicado por Sergio Hernando el 30 abril 2007

A raíz de un post anterior en este blog, el amigo J.L. Medina nos ha invitado a visitar un excelente artículo que ha publicado en su blog dedicado a la virtualización, al que la llamado Be Virtual, My Firend.

En este blog, J.L. habla de infraestructuras virtualizadas, principalmente con VMware, lo cual no me extraña, pero sin excluir otros posibles productos, que haberlos los hay, y muy buenos además.

En el artículo Caso Práctico: Virtualización de entorno de Producción - Infraestructura Virtual, podemos encontrar un extenso desarrollo sobre los principios para virtualizar un entorno de producción. Es un caso real, donde se ha virtualizado un total de 31 servidores. Servidores físicos, memoria, sus limitaciones, procesadores, conectividad de red, almacenamiento, backup y recuperación ... un artículo completísimo y muy revelador que sin duda hará las delicias de los amigos de lo virtual :)

Después de leer este tipo de artículos, uno se sigue preguntando cómo es posible que la gente siga invirtiendo en hardware y rellenando armarios rack de un modo innecesario.

Excelente trabajo, J.L. Es uno de los mejores textos que he leído sobre virtualización.

Be Sociable, Share!
3 comentarios
  1. 1 mayo 2007

    Aunque soy un ferviente defensor de la virtualización, también entiendo que la virtualización no es necesariamente la panacea para acabar con los problemas de espacio y energía en los racks.

    Aunque la mayoría de servidores físicos están infrautilizados, hay que tener en cuenta que el precio no siempre es función lineal del rendimiento, es decir, no se cumple que f(x) = a * x, donde x es el precio y f(x) es el rendimiento. Es decir, en los equipos de gama alta, el precio puede ser tres o cuatro veces superior al de un sistema de gama media, pero las prestaciones no son necesariamente tres o cuatro veces superiores.

    Algo similar ocurre con los procesadores de doble núcleo y es que, aunque teóricamente exhiban el doble de capacidad de procesamiento que los procesadores tradicionales, existen otros factores que limitan el rendimiento máximo real.

  2. 2 mayo 2007

    Totalmente de acuerdo Felipe.

    Ese comentario va dedicado únicamente a quienes tienen granjas de máquinas desaprovechadas, y que podrían mejorar su coste beneficio con máquinas virtuales.

    Pero claro, no siempre la virtualización es la panacea como dices. Las máquinas hardware siguen siendo, en muchas ocasiones, fundamentales y necesarias.

    Un saludo,

  3. 2 mayo 2007

    No hay soluciones universales. Y la virtualización no es una excepción a esta regla. Evidentemente hay entornos que requieren del potencial de una máquina física, sin el overhead que supone la virtualización. Pero tampoco es menos cierto que esos entornos son contados.

    El atractivo de la virtualización no es sólo el precio de los servidores. En el coctel de las ventajas de la virtualización han de añadirse otros incredientes: Reducción de costes asociados al hosting de las máquinas (consumo ele´ctrico, espacio físico, refrigeración), simplicidad en disaster recovery, simplificación de la redundancia de servicios, mejoras en la gestión, reducción de los costes de mantenimiento, y así unos cuantos más. SIn embargo… mis bases de datos de producción siguen estando en físico… el hierro tira.

    Un saludo.

Escribir un comentario

Note: XHTML permitido. Tu email nunca será publicado.

Suscribirse a los comentarios via RSS