ODF, el formato inevitable

Desde estas líneas me sumo a la iniciativa que Red Hat ha impulsado recientemente, en la que Red Hat, Red Hat, miembro fundador de la ODF Alliance, quiere difundir un mensaje para apoyar dicho formato.

Para ello han elaborado un poster en diferentes formatos, que reproduzco a continuación:

odf

Lo que sale abajo a la derecha es el slogan principal de la ODF Alliance:

As documents and services are increasingly transformed from paper to electronic form, there is a growing problem that governments and their constituents may not be able to access, retrieve and use critical records, information and documents in the future. To enable the public sector to have greater control over and direct management of their own records, information and documents, the ODF Alliance seeks to promote and advance the use of OpenDocument Format (ODF).

The alliance works globally to educate policymakers, IT administrators and the public on the benefits and opportunities of the OpenDocument Format, to help ensure that government information, records and documents are accessible across platforms and applications, even as technologies change today and in the future.

Yo soy de los que creo que el camino a seguir es Open Document Format. No necesitamos otros formatos, porque ODF es un formato documental abierto verdadero, porque ha sido elevado a estándar internacional, y porque cumple con nuestras expectativas de interoperabilidad. Y si ya tenemos un estándar, no necesitamos más.

Lo he visto en Barrapunto.

Profundo malestar en la Junta de Andalucía: Apoyan al estándar abierto ISO/IEC 26300 y en ningún caso a ISO DIS 29500

Acabo de acceder a un contenido en Groklaw que me ha dejado absolutamente atónito. La noticia corre como la pólvora, y ya hay réplicas en sitios como Barrapunto o Menéame.

El detonante de esta polémica es una carta que firma D. José María Rodríguez Sánchez, Director General de Sistemas de Información y Telecomunicaciones del Consejo de Presidencia de la Junta de Andalucía, y que va dirigida al Presiente del Comité Técnico de Normalización 71 de AENOR:

Os dejo un extracto de la carta que lo resume todo:

Me dirijo a usted, porque he tenido conocimiento de que se ha comunicado a los miembros del Comité CTN71 de AENOR que la Junta de Andalucía había manifestado su apoyo a la aprobación del estándar ISO DIS 29500. En ese sentido quiero ponerle de manifiesto nuestro profundo malestar por la tergiversación de la carta que remití a D. Gonzalo Sotorrío González, Director de la División de Normalización de AENOR, el 29 de enero de 2007. En ese sentido quiero hacerle saber que la Junta de Andalucía nunca ha hecho manifestaciones a favor de la aprobación del estándar ISO DIS 29500, que no existía en la fecha de la firma de la mencionada carta, y de forma exacta y cito textualmente, nuestro escrito iba en la línea de que “la apuesta de la Junta de Andalucía por la adopción de los estándares abiertos en materia de Tecnologías de la información entronca directamente con las recomendaciones de la Unión Europea recogidas en el Marco Europeo de Interoperabilidad, y se encuentra firmemente sustentada por el estándar ISO/IEC 26300 en formatos de documentos”.

La carta continúa con aseveraciones dignas de ser leídas y que reproduzco a continuación

En la comunicación realizada a los miembros del CTN71 se hace mención a un párrafo, sacado de contexto, de una carta, firmada por mí como Director General de Innovación y Administraciones Públicas de la Junta de Andalucía, con motivo del estudio de la conveniencia de la tramitación del estándar ISO CP 29500 por vía rápida (fast track) y en el que la Junta de Andalucía manifestaba su ofrecimiento de ayuda al Comité CTN71 y su interés en un estudio de la mayor profundidad posible por su incidencia en el terreno de los estándares abiertos. En ese sentido, mi carta manifestaba el apoyo al estándar abierto ISO/IEC 26300 en materia de formatos de documentos, y en ningún caso al estándar ISO DIS 29500.

Como sabrán la Junta de Andalucía lleva muchos años impulsado con absoluta convicción la interoperabilidad y los estándares abiertos, y en ese sentido, siempre hemos pretendido manifestar nuestro ofrecimiento de colaboración – desde una posición muy relevante en el uso de las TIC en España – al comité CTN71 para procurar una mayor claridad y promoción en el uso de los estándares abiertos y de las TIC en general.

Por tanto, les rogamos que hagan llegar en tiempo y forma esta rectificación a los miembros del CTN71 antes de que puedan tomar una decisión sobre una base errónea, o al menos, con una información incierta de cual es la postura de la Junta de Andalucía en relación a los estándares abiertos.

A su vez, les rogaría que nos informaran como ha sido posible que se haya producido semejante confusión en un proceso de tal magnitud y trascendencia, en la medida en la que pone en cuestión la convicción de la Junta de Andalucía en relación con la interoperabilidad y los estándares abiertos.

Días como hoy hacen que sienta orgullo de ser andaluz, y que los políticos que allí gobiernan defienden con firmeza y elegancia sus ideas.

Bravo, José María. Yo también apoyo el estándar abierto ISO/IEC 26300.