KeliFinder.com, el portal de la gente dabuten

Que agradable saber que somos un país tan innovador en el uso de las Tecnologías de la Información.

kelifinder

140.000 euros (es decir, más de 23 millones de las antiguas, sobre 167.000 dólares USA si lees esto desde el otro lado del charco) ha costado el juguete. Además, viene con una campaña de marketing que no me atrevo a definir. Paga el Ministerio de Vivienda, sí, los del Plan de Vivienda basado en minipisos.

Estoy tratando de calificar el asunto, pero me veo desbordado. No hay palabras para definir esto.

Más detalles en Escolar.net, en Barrapunto y en menéame.net. También de Nacho Escolar esta opinión, que no tiene desperdicio, comentario que cito a continuación:

De la creadora de los micropisos y la Sociedad Pública del Alquiler llega ahora kelifinder.com, el portal para la gente joven y dabuten del Ministerio de Vivienda. ¿Que para qué sirve? Pues para buscar keli, calamar, que no te coscas.

Aún está en pruebas. Lo presentan mañana. Prefiero no saber cuánto ha cobrado el publicista por esta idea tan supermolona.

No me había fijado antes en el eslogan pero también se las trae: «Obviamente no podemos conseguirte casa. Pero de momento te ayudamos a buscarla». Si es tan obvio, no sé para qué narices queremos un Ministerio de la Vivienda.

Estoy tentado de usar como un loco este portal y de pedir mis zapatillas. ¿Y tú a que esperas para disfrutar de este servicio puntero?

UPDATE: La competencia no se ha hecho esperar. Disfruta de PanoliFinder.

Autor: Sergio Hernando

Sergio Hernando es una persona interesada en las tecnologías de la información, haciendo de éstas su campo laboral principal. Estos articulos fueron publicados desde 2004 hasta 2012.

3 opiniones en “KeliFinder.com, el portal de la gente dabuten”

  1. A esto nos dedicamos en España: a desarrollar portales Web de «altura» (económica y presupuestariamente hablando, claro), que luego caen muy «bajo». ¡Ah! Y todo con el dinero del contribuyente. ¡Qué fácil es gastarse el dinero de los demás!

Comentarios cerrados.