Actualizaciones incomprensibles

Buenas,

Me acaban de saltar unas actualizaciones en mi terminal Windows XP. En vez de hacer uso del modo metralleta de instalación (ese que consiste en pulsar 10 veces por segundo Siguiente, Siguiente, Siguiente) suelo procurar documentarme sobre lo que estoy instalando. Bueno, mejor dicho, trato de comprender lo que el fabricante dice que va a instalar.

Habitualmente resulta fácil comprender, bien por la propia aplicación de actualización, bien por el artículo que tenga asociado, de qué va el asunto. Y digo habitualmente porque hoy creo que no me está resultando tan fácil.

actualizacion incomprensible

Para la tercera actualización, el texto descriptivo dice lo siguiente:

Tamaño: 1,5 MB

Instale esta actualización para evitar que las aplicaciones envíen demasiadas solicitudes HTTP mientras se incluye una definición de tipo de documento (DTD) conocida. Después de instalarla, es posible que deba reiniciar el equipo.

Obtenga más información acerca de esta actualización en http://support.microsoft.com/kb/973687

Afortunadamente, cuando no te queda claro de qué va el asunto, o quieres más información, los amigos de Redmond te ponen un enlace al KB correspondiente, en el que puedes obtener información extendida. Como no me termina de quedar claro qué puede pasar si no evito que las aplicaciones envíen demasiadas solicitudes HTTP mientras se incluye una definición de tipo de documento (DTD) conocida, decido hacer uso del KB.

Y esto es lo que me encuentro:

actualizacion incomprensible

El título del artículo reza lo siguiente:

Cuando una aplicación utiliza MSXML para proceso XHTML, las solicitudes de recuperación redundantes para los archivos DTD conocidos desde el servidor Web de W3C provocar XHTML analizar un error en un equipo basado en Windows

¿Esto es lo que se supone que un usuario de a pie tiene que comprender sobre un parche? De momento he cancelado la actualización, dejaré el asunto pendiente para otro día en el que mi comprensión escrita esté a mejores niveles que hoy. Entiendo que este follón gramatical está causado por el traductor automático, y me queda perfectamente claro que en el artículo se cita una exención de responsabilidad al respecto, pero cuando pasan estas cosas no termino de ver que se esté cuidando el servicio para que cualquier usuario con un mínimo de interés pueda entender cómodamente qué cambios de proponen para el sistema operativo.

Bien es cierto que esto no es la tónica habitual, y que los KB habitualmente están mucho mejor traducidos y explicados. No menos cierto es que muchos dirán que los KB no son para usuarios de a pie, sino para personal técnico o usuarios con experiencia. En ese caso, ¿no nos estamos dejando en el camino al principiante? Creedme que no me quiero poner en la piel de un primerizo que ha desembalado el PC ayer por la tarde y que hoy merienda este asunto.

Por cierto, la primera actualización de la lista tampoco tiene desperdicio:

Tamaño: 507 KB

Instale esta actualización para resolver los problemas derivados de la legislación revisada sobre el horario de verano y la zona horaria en varios países. Esta actualización permite al equipo ajustar automáticamente el reloj del equipo en la fecha correcta de 2009. Después de instalarla, es posible que deba reiniciar el equipo.

Obtenga más información acerca de esta actualización en http://support.microsoft.com/KB/976098

No sé qué me produce más nerviosismo, si la idea de que mi equipo puede tener una fecha incorrecta, o que tengo que intervenir para resolver problemas legislativos relacionados con el horario de verano.

Un saludo :)

Google Chrome OS, Microsoft Office Live … y las batallas que se avecinan

Hola,

Mucho se ha escrito últimamente de algo que ni siquiera existe, porque Google Chrome OS es un proyecto y no está disponible para los usuarios. La compañía, entre tanto, anuncia que será libre y gratuito, algo que puede ser un poderoso imán para los fabricantes, que pueden abaratar los costes de sus equipos en venta, pero lo que es innegable es que hoy en día Chrome OS no es una alternativa a nada: para serlo necesita primero ser desarrollado.

Como no podía ser de otro modo, les ha faltado tiempo a los fanboys de todas las facciones para ir afilando las espadas para este nuevo versus, que promete ser más absurdo que el clásico Windows contra Linux. Con los maqueros resucitados por OS X y las buenas ventas de los iPhones y otros cacharros blancos, junto a la nueva hornada de correligionarios de Google deseando repartir leña, el campo de batalla de los sistemas operativos se va a ir agitando poco a poco, aunque mucho me temo que se moverá en los mismos tópicos que siempre: esto es mas seguro que el otro, y este otro es mejor que este otro uno. Y todo ello salpicado por el poderoso caballero Don Dinero, porque claro, no le pidáis a un tío que vende productos Microsoft que hable bien de sus rivales (siempre encontrará cien excusas para no hacerlo), como tampoco se lo pidáis a alguien cuyo negocio sea la venta de servicios de sistemas libres (cuyo argumentario estará siempre encabezado por ese Windows no es seguro y no vale la pena pagar por él)

Yo hablaré de Chrome OS cuando lo pueda instalar y probar. No desmerezco que la compañía esté en contacto con importantes proveedores para que ofrezcan Chrome OS en sus dispositivos, hablamos de Acer, Adobe, ASUS, Freescale, Hewlett-Packard, Lenovo, Qualcomm, Texas Instruments y Toshiba, que vender, venden un poco, y que acabarán colocando sus productos Chrome a los usuarios. Pero esperemos a que eso suceda, y dejemos de especular con el futuro. No olvidemos lo que ha pasado con los portátiles con Ubuntu: Google tiene mucho que hacer si quiere arañarle cuota a Microsoft, lo cual no debe ser motivo para que los de Redmond se duerman en los laureles deseando que esto sea un nuevo pufo, porque Google es un competidor con demasiado poder para menospreciarlo.

El panorama va a cambiar, y para eso no hay que ser un visionario. Los dispositivos portátiles, especialmente móviles, están haciendo que los usuarios conciban una nueva manera de navegar, chatear, descargar correo y música sin usar Windows, y es de prever que las alternativas para PCs acaben robándole parte del queso a los de Redmond, sobre todo cuando los grandes fabricantes vendan portátiles baratos con un sistema alternativo que los usuarios encuentren cómodo y útil. Pero es igualmente previsible que cuando Microsoft note que peligra su reinado, reoriente sus estrategias para llegar a más usuarios y mantener a los que tiene, y a buen seguro les veremos hacer cosas impensables hasta hace poco. Parece que el lunes comienzan las novedades, con una versión Office en la nubes (ya podéis curiosear el invento en http://workspace.officelive.com/en-us/)

Dejemos que el tiempo ponga a cada uno en su sitio. Si Chrome OS tiene que ganar un 40% de cuota de sistemas, que la gane. Y si tiene que estrellarse como el navegador homónino, que se estrelle. Nosotros, los usuarios, deberíamos ser entretanto menos zopencos y dejar las batallas absurdas a un lado, siendo constructivos cuando valoramos lo que necesitamos y cómo cubrir esas necesidades con las soluciones que hay en el mercado. Si queremos montar una batalla, lo primero es montarla bien, huyendo de tópicos absurdos y desgastados, y para eso es preciso aprender, ser abierto de miras y sobre todo, neutral.

Echo en falta los debates de antaño, en los que cada uno iba a lo suyo y no había argumentario cruzado absurdo. Los de Windows estaban enfrascados en las grandes ventajas de D.O.S cuando un buen día empezaron a trabajar con un escritorio que tenía un solitario y una calculadora. Los de Linux estaban en su mundo discutiendo el futuro de GNU/Hurd, poniendo trapos en lo alto de los módems 14,4 para que no despertaran al vecindario al conectar al nodo y dejando miles de mensajes en comp.os.linux. El resto de los bichos raros, cada loco con su tema: AIX, FreeBSD 1.0 y HP-UX 8.0 viendo la luz casi en el mismo año, los de IBM riéndose de todos desarrollando, ya con años de experiencia, máquinas y sistemas que corrían COBOL … eran otros tiempos, donde cada uno tenía su parcela bien delimitada y no perdíamos el tiempo discutiendo cosas banales.

Un saludo,