Siete

Hola,

Era de recibo romper mi hibernación vacacional para soplar las velas con vosotros otro añito. Y van siete.

Esta es la época del año en la que tiendo a aprovechar el retorno al mundo 1.0, o si me apuráis, al 0.5. Es un auténtico placer dejar el portátil y el sobremesa apagado, el correo móvil y el twitter en el fondo del cajón, el reader sin leer y aprovechar el tiempo para irme de pueblos, de copas con los amigos o a cenar a algún sitio de estos con mantel de papel y clips de plástico que tanto echo de menos cuando estoy fuera de España.

También es la época en la que uno regresa a sus orígenes, y escribir este blog sin duda forma parte de ello. Por eso quiero agradeceros a todas y todos la fidelidad, que os paséis por aquí de vez en cuando a leer, que me mandéis notas de contacto y que comentéis los artículos para poder aprender de todos vosotros. Es un aunténtico placer.

Tengo algunas ideas que espero poder llevar a cabo durante 2011. En lo que a este blog respecta, me gustaría sentar un poco la cabeza y tener un poco más de foco en la temática para barrer ciertos temas con más profundidad, en vez de comentar mil cosas sin la precisión que algunos contenidos requieren. También escribiré en inglés algún que otro artículo (favor que me han pedido unos amigos que quieren usar los textos para su formación interna, hay gente para todo). Sería también interesante acabar de una vez por todas una especie de libro que llevo un tiempo escribiendo (bueno, esbozando) y contar con vosotros de editores. Ideas que la verdad, me agradan bastante. Os iré contando.

En fin, gracias por estar ahí, y nos seguimos leyendo.

Un saludo,