BBVA, Oracle, Huawei … y ¿Google?

Buenas,

No hará mucho que me hacía eco de que BBVA, Oracle y Huawei se van a instalar en el Parque Tecnológico de Andalucía, en mi querida y añorada Málaga.


Ver mapa más grande

Tenía ganas de comentar, y perdonad si la frescura de la noticia no es la óptima, que el pasado 29 de noviembre, el Diario Sur publicó un artículo en el que parece que hay otro gigante interesado en las tierras malacitanas: Google. Para mí es pura rumorología, pero no deja de ser curioso que el Diario Sur se exprese en estos términos:

Fuentes cercanas a la compañía han confirmado a SUR que Google está «considerando seriamente» la opción de instalar su centro en Málaga. La ciudad compite, sobre todo, con otras candidatas europeas -en especial irlandesas e italianas- mientras que en el ámbito nacional la otra posibilidad que suena con más fuerza es Valencia.

Según la información del Diario Sur, Google planea crear un gran centro de investigación y la opción de ubicarlo en Málaga cobra fuerza. Otros medios, como el Diario El País, también se hicieron eco de la noticia.

No dejo de pensar en el Club Málaga Valley e-27, un ambicioso proyecto para la creación de un think tank en mi tierra, proyecto que podría tener mucho que ver con la incorporación de gigantes empresariales al PTA. Y es que en este Málaga Valley participan, entre otros, Cesar Alierta, de Telefónica, Juan Luís Cebrián, del Grupo PRISA, Eugenio Galdón, de ONO, Belarmino García, de France Telecom, Marieta del Rivero, de Nokia, Amparo Moraleda, de IBM España, o Carlos Moreira, de Wisekey, por citar algunos nombres.

¿En qué se va a quedar al final el tema? El tiempo lo dirá. Espero y deseo que Google abra un centro en Málaga por varios motivos: el primero es que evidentemente, Málaga, Andalucía y España en general salen ganando por motivos obvios en términos de riqueza y generación de empleo. Cualquier medida para que en Málaga haya algo más que contratos para camareros en chiringuitos, trabajadores de la construcción y trabajadores cualificados con sueldos mileuristas y contratos basura (sí, de esos que ejerces 12 horas al día como Ingeniero/Licenciado y que a ojos de la Tesorería de la Seguridad Social son 4 horas al día como Auxiliar Administrativo), bienvenida es. Bienvenidísima es.

Otro motivo es que el PTA es a día de hoy un sitio muy bueno en cuanto a emplazamiento y condiciones ambientales, pero necesita algo más para ser un verdadero parque tecnológico, cosa que en mi juicio no es a día de hoy. En la actualidad el PTA es un cúmulo de empresas, donde no todo el mundo produce resultados de I+D+i. Se asemeja más bien a un parque industrial, ya que en mi opinión, existen muchas empresas que se han instalado allí no por que vayan a producir resultados de investigación real, sino por las condiciones favorables en términos económico-fiscales que se pueden disfrutar en un centro de este tipo.

Porque un Parque Tecnológico es, entre otras cosas:

una organización gestionada por profesionales especializados con el objetivo fundamental de incrementar la riqueza de su región y de promover la cultura de la innovación. Así mismo, también tiene como finalidad fomentar la competitividad de las empresas y las instituciones generadoras de conocimiento instaladas o asociadas al parque.

Con este objetivo, un parque científico estimula y gestiona el flujo de conocimiento y tecnología entre universidades, instituciones de investigación, empresas y mercados; impulsa la creación y el crecimiento de empresas innovadoras mediante mecanismos de incubación y generación centrífuga (spin-off), y proporciona otros servicios de valor añadido así como espacios e instalaciones de gran calidad.

Suerte, Málaga.