Skip to content

La tecnología de almacenamiento, imparable

Publicado por Sergio Hernando el 29 noviembre 2005

maxell

Es increíble. Hoy mismo he estado viendo en DiarioTI cómo Maxell anuncia discos holográficos con capacidad de 300GB, e instantáneamente, he hecho una especie de barrido temporal y he mirado atrás, recordando por lo que hemos pasado, o al menos, por lo que yo he pasado, respecto a la evolución de los medios de almacenamiento.

Mi primer medio de almacenamiento en PC y compatibles fue el disco de 5 pulgadas y 1/4 de pulgada. Mi padre me acabada de comprar un Commodore PC-10, si no mal recuerdo, en 1989 (costó 110.000 pesetas de las antiguas el condenado) y el sistema operativo, MS-DOS 3.30, venía en dos discos de ese tipo. Eran de baja densidad, pero de doble cara: cabían 360 KB dentro de ese trozo de vinilo. Cuesta creerlo, pero esos discos se introdujeron en el mercado en 1978. En esta época, yo pensaba que los discos duros eran los que venían con recubrimiento de plástico duro (los de tres y medio), y que los blandos eran los que yo tenía, los cinco y un cuarto :)

Luego entré en contacto con el disco de 3,5", que ofrecía 720 KB de capacidad. Estos discos aparecieron en 1986, y un año después, vinieron las unidades HD, que permitían 1,44 MB (eso sí, metiéndole el soldador al disco de 720 KB para dotarlo de un agujero como el de protección que la unidad entendía como disco de HD). Por esa época, algún amigo que tenía un Tandon poseía la poco frecuente unidad de alta densidad de 5 1/4", de 1.2 MB, si bien esta cuajó bastante poco. Los discos de 1,2 MB se empezaron a comercializar en 1984.

Ahí quedó la cosa. Años después, apareció el CD-ROM, y las unidades de grabación. De ahí saltamos al DVD, y ahora, a la vista, 300 GB disponibles en un sólo disco. Hemos recorrido 30 años en cuatro párrafos. Es increíble. Se ha incrementado la capacidad en un nada despreciable factor de 208.000, si comparamos la propuesta de Maxell con el clásico 1,44 MB que hoy por hoy, sigue en uso.

¿Dónde está el límite? Me asusta pensar qué pasará cuando haga una retrospectiva mental en 20 o 30 años.

Be Sociable, Share!
3 comentarios
  1. 29 noviembre 2005
    Grohl permalink

    Bueno, has olvidado los pendrive , que duplican su capacidad cada año.
    Llevar 1GB en el bolsillo no era tan barato hasta no hace mucho.

  2. 30 noviembre 2005

    Hola Grohl,

    Pues tienes razón, sin duda. Los pendrives son un claro ejemplo de cómo la evolución tecnológica ha permitido reducir tamaños y ampliar capacidad, y creo que esto lo tenemos claro todos :)

    Los pendrives, utilísimos, siguen teniendo no obstante algún que otro handicap. Son algo caros, al menos comparados con un CD-RW, o un DVD-RW por ejemplo, siguen teniendo presente el problema de la corrupción o indisponibilidad de datos el día que se chamuscan, que algunos dispositivos acaban ardiendo, y por último, el crecimiento de su capacidad no es tan exponencial como otros soportes. Pasará mucho hasta que haya pendrives de 300 GB a precios razonables :)

    Un saludo !!!

  3. 11 abril 2007
    banana permalink

    ta bueno el comentario pero me quedo con la evolucion de los pendrive

Escribir un comentario

Note: XHTML permitido. Tu email nunca será publicado.

Suscribirse a los comentarios via RSS